El caso se encuentra a la derecha con una ligera pendiente hacia adelante. No es necesario inclinarse demasiado o inclinarse hacia atrás. De lo contrario, disminuirá la velocidad en cada paso.

Pelvis hacia adelante y hacia arriba, apriete las nalgas. Esto te facilitará levantar las rodillas y correr.

Ejercicio de respiración diafragmática
Acuéstese sobre su espalda o siéntese derecho, estire y baje los hombros. Coloque su palma sobre su estómago para controlar sus movimientos. Respire profundamente, como si necesitara llenar el estómago de aire: debería elevarse debajo de la palma de la mano. Luego exhale mientras tira de su estómago.

Realice este ejercicio 15–20 veces para acostumbrarse, y luego practique en cualquier momento cuando lo piense: en el trabajo, en el transporte, mientras camina. Idealmente, debes respirar tan constantemente.

Cómo encontrar la frecuencia de paso correcta
La frecuencia de los pasos por minuto, o la cadencia, es importante no solo para la velocidad de su carrera, sino también para los efectos sobre la salud de la manipulación de la velocidad de paso en la mecánica de las articulaciones durante el funcionamiento de las articulaciones. La cadencia óptima reduce la carga sobre las rodillas y las caderas, y también mejora su rendimiento al correr.

En general, se acepta que la cadencia ideal es de 180 pasos por minuto: esta es la frecuencia de pasos para la mayoría de los corredores profesionales. Sin embargo, puede variar según la estructura de una persona en particular.